Publicado el Deja un comentario

PROTECCIÓN RESPIRATORIA

Protección Respiratoria

DEFINICIONES

Respirador purificador de aire

Un respirador con filtro purificador de aire, cartucho, o caja que elimine contaminantes del aire específicos circulando el aire del ambiente a través del elemento purificador. Estos respiradores solo están preparados para absorber un contamínate especifico.

Situación de emergencia   

Cualquiera de las siguientes circunstancias, aunque sin limitarse a las mismas: fallas en el equipo, ruptura de contenedores, o falla en los equipos de control que puedan provocar – o que efectivamente provoquen- una importante liberación descontrolada de un contaminante al aire.

Indicador de fin de vida útil (IVU)

Un sistema que advierte al usuario del respirador que se acerca el fin de la protección respiratoria adecuada, por ejemplo, que el cartucho está casi saturado o que ya no es efectivo. Es indispensable destacar que algunos cartuchos solo tienen fecha de vencimiento.

Peligro Inmediato para la Vida o la Salud (PIV)  

Una atmósfera que implica una amenaza inmediata a la vida, que afecte de manera irreversible a la salud, o que pueda perjudicar la capacidad de una persona para escapar de una atmósfera peligrosa.

Atmósfera deficiente en oxígeno  

Una atmósfera con un contenido de oxígeno por debajo del 19,5% en volumen.

Respirador de presión positiva

Un respirador en el que la presión dentro del cobertor del ingreso al respirador es superior a la presión del aire ambiental fuera del respirador.

Respirador de presión negativa o a demanda

Un respirador que provee atmósfera de presión positiva y que admite aire para respirar a la máscara facial cuando la presión se hace negativa dentro de la misma por inhalación.

Prueba cuantitativa de calce

Una evaluación del calce del respirador que se realiza midiendo numéricamente lo que ingresa al respirador.

Respirador de suministro de aire (SAR)

Un respirador que provee aire y en el que la fuente de aire para respiración no está diseñada para ser llevada por el usuario, sino que el suministro de aire se efectúa a distancia a través de mangueras.

Aparatos de respiración autónomos (SCBA)

Un respirador que provee aire y en el cual la fuente de aire para respiración está diseñada para ser llevada por el usuario, por intermedio de tubos presurizados de aire, pueden ser de oxígeno ó aire.

PROGRAMA

Programa de protección respiratoria

La Unidad de Negocios debe desarrollar e implementar un programa escrito de protección respiratoria con los procedimientos obligatorios específicos para cada tarea con respecto al uso obligatorio de protección respiratoria.

El programa de protección respiratoria debe incluir, como mínimo, los siguientes aspectos:

  • Procedimiento para la selección de respiradores.
  • Evaluaciones médicas de los empleados que deben usar respiradores.
  • Procedimientos y cronogramas para limpiar, desinfectar, almacenar, revisar, descartar, o mantener los respiradores.
  • Procedimientos para asegurar una cantidad, calidad y flujo de aire respirable para los respiradores que proveen atmósfera.
  • Capacitación de los empleados en relación a los riesgos respiratorios a los que están potencialmente expuestos durante situaciones de rutina y de emergencia.
  • Capacitación de los empleados en el uso correcto de los respiradores, incluyendo la forma de ponérselos y sacárselos, cualquier limitación en el uso, y su mantenimiento.

PROCEDIMIENTOS PARA LA EVALUACIÓN PERIÓDICA DE LA EFECTIVIDAD DEL PROGRAMA.

Evaluación de los Riesgos Respiratorios en el Lugar de Trabajo

Todo riesgo respiratorio en el lugar de trabajo debe ser identificado y evaluado como parte del proceso de Evaluación de Riesgos.

Por cada tarea para la cual se realiza una Evaluación de Riesgo se determinará un estimado razonable de exposiciones de los empleados a riesgos respiratorios y una identificación del estado químico y la forma física del contaminante. Cuando no se pueda identificar o estimar razonablemente la exposición del empleado durante la ejecución de la tarea, se supondrá que la atmósfera es PIV. El método recomendado para establecer la exposición del empleado es el monitoreo del aire.

El responsable de EHS determinará las tareas de rutina que podrían resultar en una exposición personal a una atmósfera que es (o podría volverse rápidamente) riesgosa. Por ejemplo, las tareas pueden incluir pintura con aerosol y el manejo de amoníaco, ácidos y cloro (sin limitarse a los mismos).

El responsable de EHS determinará las tareas de rutina que podrían resultar en una exposición personal a una atmósfera que es (o podría volverse rápidamente) riesgosa. Por ejemplo, las tareas pueden incluir pintura con aerosol y el manejo de amoníaco, ácidos y cloro (sin limitarse a los mismos).

El responsable de EHS determinará las áreas de la unidad de negocios donde podría desarrollarse una atmósfera deficiente en oxígeno. Estas áreas deben considerarse atmósfera PIV.

El responsable de EHS evaluará la naturaleza de la respuesta a la emergencia. El responsable de EHS de la unidad de negocios indicará si se utilizará protección respiratoria para la respuesta a la emergencia o sólo para el escape.

Cómo seleccionar un respirador    

En la unidad de negocios/yacimiento, existirá la suficiente cantidad de respiradores para asegurarse de que cada empleado que deba usar un respirador pueda obtener uno, de acuerdo al contaminante ó contaminantes encontrados en la zona de trabajo y que se adapte bien a las vías respiratorias. El Administrador del programa será responsable de encargar, distribuir, y mantener la cantidad adecuada de respiradores en la unidad de negocios.

Sólo se deben comprar y usar los respiradores aprobados por Normas NTP, NIOSH u OSHA. La información a considerar al seleccionar el tipo de respirador a usar incluye:

  • La concentración real o estimada de contaminante en el lugar donde se usará el respirador.
  • Características y limitaciones de los respiradores disponibles.
  • Límites de Exposición Permisible de OSHA, Límite de Exposición Recomendado por NIOSH.
  • Naturaleza del contaminante podría volverse inmediatamente peligroso para la vida o la salud.
  • En caso de que el contaminante sea inflamable, si la concentración real o estimada se aproxima al límite inferior de explosividad.
  • Si el contaminante tiene propiedades adecuadas de advertencia (por ejemplo: olor)
  • Si el contaminante es un irritante ocular.
  • En el caso de que el contaminante sea un gas o vapor, si hay un cartucho disponible que lo retenga de manera eficiente y segura
  • Si el contaminante puede ser absorbido a nivel de piel.

Condiciones que debe reunir el respirador para tareas de rutina

Para protección contra gases y vapores, se debe utilizar un respirador con máscara facial total o parcial que provee atmósfera o que purifique el aire o (de tipo cartucho o tubo).

Es necesario comprar y mantener un respirador separado por cada empleado de unidad de negocios que use respirador rutinariamente.

Los respiradores purificadores de aire (de tipo cartucho o tubo) tienen limitaciones en cuanto a la concentración para la cual se puede usar un cartucho o tubo en particular. Por lo tanto, el respirador debe estar equipado con un indicador de fin de vida útil (IVU) certificado por Normas (IRAM, NIOSH, ANSI) para el contaminante.

Si no hay un IVU adecuado, se deberá implementar un cronograma de recambios de cartuchos y tubos sean cambiados antes de finalizar su vida útil. El responsable de EHS de la unidad de negocios describirá la información y los datos que utiliza, las bases para el cronograma de recambio de cartuchos y tubos y las razones por lo que se basa en esos datos. Para protección contra particulados, se utilizará un respirador que provee atmósfera o un respirador purificador de aire equipado con un filtro certificado para particulados. Un empleado puede abandonar el área de trabajo para lavar su respirador para evitar irritación cutánea o para cambiar los cartuchos.

Nota: No se usará el Equipo de Protección Respiratoria en reemplazo de las medidas de control técnicas aceptadas para evitar exposiciones a los contaminantes del aire. 

Requerimiento del respirador para atmósfera PIV (Peligro inmediato para la vida o la salud)

PLUSPETROL no permite que los empleados entren a las atmósferas de PIV excepto cuando fuera necesario como respuesta a una situación de emergencia. Si es necesario entrar a una atmósfera PIV se debe cumplimentar el Procedimiento correspondiente y se deben cumplir los siguientes requerimientos:

  • Usarán un SCBA (aparato de respiración autónomo) con máscara total de presión a demanda, certificada por Normas con una vida mínima de servicio útil de treinta (30) minutos o una combinación de respirador de aire de máscara total con presión a demanda SAR (respirador de suministro de aire) y provisión de aire auto-abastecido.
  • Habrá como mínimo un empleado, o cuando fuera necesario más de uno, ubicado fuera de la atmósfera PIV y los empleados ubicados fuera de la atmósfera PIV y los empleados ubicados fuera de la atmósfera PIV.
  • Los empleados fuera de la atmósfera PIV estarán equipados con SCBA o SAR con SCBA auxiliar con presión a demanda u otros con presión positiva, y equipo de rescate apropiado para sacar al/ los empleados/s que ingresen en la atmósfera PIV.

Requerimientos del respirador para situaciones de emergencias

Cuando se responde a una situación de emergencia, se deben usar los respiradores del tipo que proveen aire (Aparatos de Respiración Autónoma SCBA). Para aquellas unidades de negocios que tienen el requerimiento potencial de uso de respiradores durante una “Respuesta a una Emergencia”, es necesario adquirir y mantener como mínimo dos (2) SCBA en la unidad de negocios para situaciones de respuesta a la emergencia.

Los respiradores que se proveen sólo para escape deben ser certificados por Normas (IRAM, NIOSH, ANSI) para escapar de la atmósfera en la que serán usados.

Si la unidad de negocios ofrece respiradores que proveen aire y/o respiradores del tipo SCBA, se debe confirmar con el fabricante del aire comprimido, oxigeno comprimido, oxigeno comprimido, aire líquido, que el gas para respirar cumple con todos los requerimientos.

Evaluación médica del empleado   

Los empleados no deben ser asignados a tareas que requieran al uso de respirador excepto que haya recibido capacitación en el uso y cuidado de su respirador.

Un médico o profesional matriculado en salud realizará anualmente una evaluación médica, para determinar que todos los empleados que deban usar respirador estén médicamente aptos para usarlo. Las pruebas de función pulmonar estarán incluidos en la evaluación médica del empleado.

Prueba de adaptación del respirador

Cada empleado que deba usar un respirador tendrá que realizar una prueba en cuanto a su adaptación cuantitativa con un respirador de la misma marca, modelo, estilo y tamaño que ha de usar el empleado.

Cuando sea posible, el representante del fabricante del respirador debe proveer la prueba inicial y anual de adaptación del empleado. Los empleados que reciban capacitación del representante del fabricante también están calificados para llevar a cabo las pruebas de adaptación para el personal de la unidad de negocios.

La prueba de adaptación para los empleados que deben usar respiradores se realizará en un ambiente de prueba en el momento de la adaptación inicial, cada vez que se usa una máscara facial diferente (tamaño, estilo, modelo, o marca) y al menos una vez al año de ahí en más.

El procedimiento del acetato isoamílico se usará como método preferido del test de adaptación cualitativo. Como método alternativo se puede usar una vez al año de ahí en más.

Los resultados del test de adaptación deben quedar documentados, incluyendo el nombre del examinador, el nombre del empleado y el nombre y número de modelo del respirador que resulto apropiado.

Los empleados realizarán controles de campo de la adaptación cualitativa de campo antes de ingresar a una atmósfera contaminada. Los controles de adaptación Cualitativa del campo constarán de los siguientes controles:

  • Control de presión positiva: Cerrar las aberturas de ingreso del cartucho con las palmas. Inhalar la máscara. El calce es apropiado si se puede producir alguna presión dentro de la máscara sin ninguna pérdida.
  • Control de presión negativa: Cerrar las aberturas de ingreso del cartucho con las palmas. Inhalar suavemente para que se produzca un vacío dentro de la máscara facial, y mantener la respiración durante 10 segundos. Si no se detecta ninguna pérdida, el sello del respirador es bueno.

El supervisor del Área no debe dejar que los empleados usen un respirador cuando las condiciones no permitan un buen sello de la máscara facial. Esto puede incluir:

  • Vello facial que se interponga entre la superficie de sellado de la máscara facial y la cara o que interfiere con la función de la válvula.
  • Piezas laterales en los anteojos, anteojeras u otro equipo de protección personal.
  • Falta de uno o más piezas dentales.

Los empleados deben notificar, a su Supervisor o al responsable de EHS si hay alguna razón por la cual el calce de su respirador pudiera estar comprometido. Se realizará una prueba de adaptación adicional cuando un empleado note cambios en la condición adicional cuando un empleado, el Supervisor o cualquier empleado note cambios en la condición física de un empleado que pudiera afectar la adaptación al respirador. Dichas condiciones incluyen cicatrices faciales, cambios dentales, cirugía estética o un cambio evidente en el peso corporal.

 Limpieza y desinfección

Los empleados, en forma individual, deben limpiar y desinfectar sus propios respiradores con la frecuencia que sea necesaria para mantenerlos en condiciones sanitarias.

Los respiradores descartables no se pueden volver a utilizar luego de usados.

Es obligatorio realizar una desinfección previa al uso si los respiradores son usados por más de una persona.

Los respiradores de emergencia se limpiarán y desinfectarán después de cada uso.

Revisión

La revisión de los respiradores incluirá controlar el ajuste de las conexiones y la condición de la máscara facial; y las partes de goma para verificar su maleabilidad y deterioro.

Los empleados deben revisar los respiradores que se usan de rutina antes de cada uso y durante la limpieza.

Los respiradores mantenidos para usar en una emergencia deben ser revisados mensualmente, controlándose el funcionamiento adecuado antes y después de cada uso.

Los respiradores de escape deben ser revisados antes de ser llevados al lugar de trabajo para su uso y como mínimo una vez por mes si no son utilizados.

La información sobre la revisión mensual de los SCBA y los respiradores reservados para uso en emergencia incluirá la fecha de revisión, el nombre del inspector, las observaciones/deficiencias, las acciones correctivas requeridas y un número de serie u otro medio de identificación del respirador, en el comportamiento de almacenamiento del respirador y como un informe de revisión guardado en papel o en archivo electrónico.

Almacenamiento

Luego de la limpieza y de la revisión, los respiradores deben quedar almacenados para protegerlos de daños, contaminaciones, polvos, rayos solares, temperaturas externas, humedad excesiva y daños químicos.

También se deben empaquetar o almacenar para evitar la deformación de la máscara facial y de la válvula de exhalación.

Los respiradores de emergencia y de rescate estarán almacenados en un lugar de fácil acceso en un contenedor claramente marcado ó distribuidos estratégicamente en las zonas de probables escapes ó fugas de líquidos ó gases contaminantes.

Los respiradores deben ser colocados en bolsas de plástico selladas. Los respiradores deben quedar almacenados de esta manera siempre que no estén en uso.

Los respiradores deben quedar almacenados de manera tal que la máscara facial y la válvula de exhalación no se doblen o se distorsionen.

Reparación

Los respiradores que se rechazan durante la revisión o que se encuentren defectuosos serán retirados de servicio, y deben ser descartados o reparados o ajustados de acuerdo con los siguientes procedimientos:

  • La reparación será hecha soló por personal capacitado en el montaje adecuado de respiradores, considerándose apropiado enviarlo al fabricante.
  • Los recambios y reparaciones no se deben apartar de las recomendaciones del fabricante.
  • Los repuestos deben ser solamente aquellos diseñados para el respirador especifico que se está usando.
  • Es necesario mantener una provisión de repuestos.
  • Los respiradores descartables deben ser desechados cuando requieren reparaciones.

INSPECCIÓN DE LAS CONDICIONES DE TRABAJO

Contratistas

Los Contratistas proveerán protección respiratoria para sus propios empleados.

La protección respiratoria se usará debidamente cuando fallen los controles administrativos o de ingeniería para reducir los contaminantes en el aire hasta los límites establecidos por OSHA.

Los Contratistas son responsables de asegurar que sus Empleados cuenten con el correspondiente control de adaptación respiratoria y la capacitación apropiada.

Capacitación

La capacitación para las Pruebas de Adaptación de la Protección Respiratoria se realizará para todos los empleados que tengan la responsabilidad de usar un respirador, inicialmente cuando ingresan a la unidad de negocios, en forma anual, y después de cada cambio que pueda afectar el calce del respirador.

Asegurarse de que el personal de la unidad de negocios esté capacitado en el uso apropiado de los respiradores, incluyendo:

  • Instrucciones sobre el uso apropiado del respirador y control de su calce/adaptación y operación (incluyendo demostraciones).
  • Instrucciones sobre el mantenimiento y la revisión del respirador. La lógica utilizada en la selección del respirador en base al tipo de riesgo.
  • Un debate sobre las capacidades y limitaciones del respirador, incluyendo la importancia y la frecuencia de los cambios de filtros y/o cartuchos.

GUÍA PARA EL DESARROLLO DE CRONOGRAMA PARA EL RECAMBIO DE CARTUCHOS

La norma OSHA 29 CFR 1910.134 ya no permite usar las propiedades de advertencia de un contamínate (olor, sabor, o irritación) para determinar el desgaste del cartucho. El usuario debe tener un respirador equipado con un indicador de fin de vida útil (IVU) aprobado por NIOSH para ese contaminante en particular o debe usar un cronograma de recambio de cartuchos para el cartucho y el contaminante en cuestión. En la actualidad, hay pocos cartuchos equipados con IVU. Por lo tanto, la única opción viable para los cartuchos usados en una instalación de PLUSPETROL es el cronograma de recambio de cartuchos.

Este documento tiene el propósito de ofrecer una guía para las unidades de negocios/yacimientos de PLUSPETROL al establecer los cronogramas de recambio para cada unidad de negocios. Esta guía es soló un punto de partida para desarrollar dicho programa. Cada planta/yacimiento tendrá un programa diferente debido a las características individuales de cada una que se deben incluir en las definiciones de cualquier cronograma de recambio.

Consulta al Fabricante 

El mejor plan seguir al establecer un cronograma de recambio de cartuchos es consultar al fabricante del cartucho.

Precauciones para tener en cuenta la utilizar los datos para establecer el cronograma de recambios 

La siguiente es una lista parcial de los factores que pueden afectar la vida útil del cartucho y/o el grado de protección respiratoria alcanzable con las condiciones existentes en el lugar de trabajo. Se deben considerar los siguientes factores al desarrollar un cronograma de recambio de cartuchos.

  • Tipo de contaminante(s).
  • Concentración del contaminante.
  • Humedad relativa.
  • Ritmo respiratorio.
  • Cambios en la concentración del contaminante, humedad, ritmo respiratorio y temperatura.
  • Mezclas de contaminantes: contaminantes múltiples presentes en forma simultánea en comparación con usos alternativos del mismo cartucho contra diferentes ocasiones.
  • Exactitud en la determinación de las condiciones.
  • La concentración del contaminante en el lugar de trabajo puede variar mucho. Se debe considerar la calidad de la estimación de la concentración en el lugar de trabajo.
  • Condiciones de almacenamiento del cartucho.

Las condiciones de almacenamiento entre usos múltiples de los mismos cartuchos del respirador. Se recomienda cambiar el cartucho químico después de cada turno de trabajo. Los contaminantes que se absorben en un cartucho pueden migrar a través de la base de carbono sin un flujo de aire. Luego del uso parcial del cartucho pueden migrar a través de la base de carbono sin un flujo de aire. Luego del uso parcial del cartucho químico se puede producir la no absorción del contaminante (incluyendo los que tienen pocas propiedades de advertencia) después de breve período (horas) sin usar (ej.: durante una noche) provocar una exposición sin utilización para alguien en las cercanías.

  • Antigüedad del cartucho.
  • Condición del cartucho y del respirador.
  • Seleccionar del cartucho y del respirador.
  • Calce / adaptación del respirador.
  • Montaje, operación y mantenimiento del respirador.
  • Capacitación, experiencia y condición física del usuario.
  • Propiedades de advertencia se puede tener una indicación secundaria para el cambio del cartucho.
  • Los cronogramas de recambio para los contaminantes con bajas propiedades de advertencia pueden requerir un factor mayor de seguridad que para los contaminantes con buenas propiedades de advertencia.
  • Otras condiciones específicas del usuario y/o del lugar de trabajo en cuestión.

Contaminantes de vapor inorgánicos

MSA realizó estimaciones con respecto a la vida útil para contaminantes de vapor inorgánicos. Los datos de las pruebas que indican los cronogramas de recambio recomendados para dichos cartuchos se pueden encontrar en http://www.msanet.com/safetyproductslresptestldataindex.stm – the MSA Respirator Test Data Index

Nota: ¡Estos datos son para cartuchos específicos SOLAMENTE!

Contaminantes de vapor orgánicos

Para los contaminantes de vapor orgánico con un punto de ebullición menor a 65°C, el usuario debe cambiar los cartuchos por lo menos al final de cada turno de trabajo, incluso si una estimación de vida útil en realidad permitiera cambios menos frecuentes de los cartuchos. Los vapores orgánicos con esta característica pueden desabsorberse del carbón en el cartucho cuando no se usa durante la noche. Esto deja que un alto nivel de concentraciones en la cápsula del cartucho se mueve libremente dentro de la máscara del respirador cuando se vuelve a usar, exponiendo al usuario al contaminante y al riesgo de una lesión o enfermedad grave.

Bajas propiedades de advertencia

Si se desarrolla un cronograma de recambio para usar contra un contaminante de vapor orgánico con bajas propiedades de advertencia (o sea, olor, sabor, o irritación por encima del límite de exposición permitido), el usuario pierde la capacidad de determinar si el cronograma de recambio es adecuado y si el respirador está funcionando de manera adecuada, ya que el usuario no podrá detectar esa pérdida. Por esta razón, se recomienda no usar respiradores con purificador de aire para dichos contaminantes, si bien OSHA no prohíbe el uso de respiradores con purificador de aire para protegerse contra los contaminantes que tienen bajas propiedades de advertencia. Para los contaminantes que tienen bajas propiedades de advertencia, se debe usar un respirador con provisión de aire.

TABLA DE SELECCIÓN DE CARTUCHOS PARA RESPIRADORES   

Los cartuchos que se fabrican para cada tipo de contaminante se identifican con un código de colores. La siguiente tabla puede ayudar a seleccionar el cartucho adecuado.

CONTAMINANTE COLOR ASIGNADO
Vapores Orgánicos Negro
Gases Ácidos Blanco
Vapores orgánicos y gases ácidos Amarillo
Vapores de mercurio y cloro Naranja
Polvos, humos y neblinas Fucsia
HCN Oliva, verde, Blanco

Nota: Se usará una raya violeta para identificar materiales radioactivos

en combinación con cualquier vapor o gas.

Se usará una raya naranja para identificar polvos, humos y polvillos en combinación con cualquier vapor o gas.

Donde los rótulos sólo se coloreen para cumplir con este cuadro, el cuerpo del tubo o del cartucho será gris o, si el tubo es de metal se puede dejar de su color metálico natural.

El usuario debe referirse a las pruebas de rótulo para determinar el tipo y grado de protección que puede proporcionar el cartucho o tubo.

Limpieza y desinfección del respirador

  1. Quitar los filtros, cartuchos, o tubos.
  2. Desarmar las máscaras faciales retirando los diafragmas para la voz, las unidades de válvula de demanda y demanda de presión, conductos, o cualquier componente recomendado por el fabricante.
  3. Descartar o reparar toda pieza defectuosa.
  4. Lavar los componentes con agua tibia (máxima 43° C) Y un detergente liviano o con un limpiador recomendado por el fabricante. Se puede usar un cepillo de cerda dura (no de alambre) para facilitar la eliminación de la suciedad.
  5. Enjuagar los componentes a fondo con agua tibia (máximo 43° C), preferiblemente corriente.
  6. Eliminar el agua.
  7. Cuando el limpiador no contiene un agente desinfectante, deben sumergirse los componentes del respirador durante dos minutos en uno de los siguientes:
    • Solución de hipoclorito (50 ppm de cloro) que se prepare agregando aproximadamente un mililitro de hipoclorito a un litro de agua a 43°C.
    • Solución acuosa de iodo (50 ppm de yodo) que se prepara agregando aproximadamente 0,8 mililitros de tintura de yodo (6-8 gramos de yoduro de amoniaco y/o potasio /100 cc de alcohol al 45%) a un litro de agua a 43°C.
    • Otros limpiadores comerciales de calidad desinfectante equivalente cuando se utilizan según las indicaciones, si el fabricante del respirador recomienda o aprueba su uso.
    • Enjuagar los componentes a fondo en agua tibia limpia (máximo 43° C), preferentemente corriente. Eliminar el agua.
    • Los componentes deben ser secados a mano con un trapo sin pelusa o secados con aire.
    • Volver a montar la máscara facial, cambiando los filtros, los cartuchos y los tubos cuando corresponda.

Probar el respirador para asegurarse de que todos los componentes funcionen correctamente.

 

Publicado el Deja un comentario

CONTROL Y MONITOREO AMBIENTAL

Control y Monitoreo Ambiental

Las diferentes actividades comprendidas en las fases de Exploración, Producción y Procesamiento de Hidrocarburos involucran interacciones con el ambiente que dan origen a una serie de impactos positivos o negativos.

Los mecanismos de control y monitoreo de las medidas implementadas para minimizar o mitigar los impactos negativos y mantener o fortalecer los impactos positivos, forman parte de los Programas Ambientales.

Es obligación de todo Supervisor difundir al personal a su cargo todos los aspectos relacionados con la prevención y control de eventuales impactos adversos, para ello deberá:

  • Tomar conocimiento de las prácticas ambientales vigentes (Plan de Manejo Ambiental, procedimientos, etc.)
  • Realizar un análisis de los riesgos ambientales de las operaciones y trabajos asignados a su supervisión, con la finalidad de implementar las acciones preventivas o de control apropiadas.
  • Realizar la supervisión de los trabajos y asegurarse el cumplimiento de las acciones preventivas o de control.
  • Propiciar la formación y mantenimiento de la “Conciencia Ambiental” en los trabajadores a su cargo, fomentando una actitud proactiva en las actividades de protección ambiental concernientes a su ámbito laboral.

Salud en el Trabajo

MEDIDAS NECESARIAS PARA MINIMIZAR IMPACTOS ADVERSOS

AL MEDIO AMBIENTE EN LAS OPERACIONES

Las presentes medidas han sido preparadas a fin de prevenir, controlar y/o minimizar los impactos ambientales adversos que pudieran originarse a partir de las operaciones de exploración, producción y procesamiento de hidrocarburos.

Generales 

  • Está terminantemente prohibido cazar y capturar animales, frutos y plantas silvestres, así como pescar y/o capturar animales o huevos en las quebradas y ríos adyacentes a las áreas operadas por PLUSPETROL.
  • En las áreas designadas como áreas naturales protegidas, todas las tareas serán desarrolladas acorde a las reglamentaciones vigentes y coordinadas en conjunto con el área de Medio Ambiente.

Construcción y mantenimiento de facilidades o instalaciones  

  • Durante la etapa de movimiento de suelo, minimizar el corte de vegetación.
  • Separar la capa de tierra orgánica (“top soil”) del terreno ya que tal material se utilizará posteriormente en las tareas de revegetación y rehabilitación de suelos.
  • Toda actividad de desboque deberá contar con la autorización o permiso correspondiente de acuerdo a la reglamentación vigente y coordinada con el área de Medio Ambiente.
  • Planificar las tareas de movimiento de tierra teniendo en cuenta la minimización de los procesos erosivos. Por ello se deberán establecer procedimientos de control de erosión específicos a la tarea o actividad a desarrollar.
  • Realizar el menor movimiento de tierra posible, sobre todo en terrenos blandos y fácilmente erosionables, evitando el cruce innecesario de las vías de drenaje de aguas.
  • Preservar los sectores adyacentes a la locación con la vegetación nativa existente a fin de favorecer la revegetación y/o regeneración natural.
  • El almacenamiento de material de corte se realizará manteniendo el drenaje natural del área, la no proximidad a cuerpos de agua y asegurando la estabilidad del terreno.
  • Minimizar el aporte de sedimentos a los cuerpos de agua a través de la instalación de trampas de sedimentos.
  • Luego de finalizadas las tareas de construcción, limpiar y recoger todos los residuos y desechos (chatarra, metales, cañerías no utilizadas, maderas de embalajes, plásticos, trapos, etc.), conforme a los procedimientos de recolección y disposición de residuos vigentes.

Construcción y mantenimiento de caminos de acceso       

  • Aprovechar en lo posible los caminos existentes, adecuándolos a los requerimientos de la operación.
  • Cuando deba evaluarse el cruce de ríos, arroyos, quebradas o drenajes naturales de las aguas de lluvia, la ingeniería o diseño del camino deberán estar acorde con los regímenes naturales de esos cursos de agua para evitar la erosión de sus lechos y márgenes para evitar la erosión y canalización.
  • Los cruces deberán ser, preferentemente, perpendiculares al curso de agua.
  • Deberá evitarse la obstrucción de los cursos de agua.
  • No alterar ni inferir el drenaje natural del agua, proceder al refuerzo del lecho y sus márgenes para evitar la erosión y canalización.
  • En zonas áridas con grandes procesos de erosión eólica y con terrenos de pobre consolidación, se puede evitar la erosión eólica.
  • En las áreas de almacenamiento de desmonte y en los rellenos de las laderas, se deberán aplicar relaciones de pendientes acordes con las características de los terrenos encontrados en su vinculación con los riesgos de erosión de la zona.

Almacenamiento de productos químicos (combustibles y otros) 

  • Los sistemas de almacenamiento de combustible y/o químicos deberán contar con muros o diques de contención diseñados para contener un volumen de, al menos, el 110% del volumen del tanque o el de mayor dimensión, en caso que sea más de uno.
  • El área de almacenamiento deberá contar con una impermeabilización del suelo.
  • Todos los tanques o tambores de almacenamiento estarán rotulados con su respectivo contenido y la clase de riesgo que éste representa. Deberá existir en las áreas de almacenamiento de productos químicos las hojas de seguridad (MSDS) de los de productos químicos.
  • Las áreas de almacenamiento de hidrocarburos deberán contar con un sistema de trampa de grasa para retener toda raza de hidrocarburos y permitir el drenaje del agua contenida en el área debido a precipitaciones pluviales, agua contraincendios, entre otras.

 Provisión de agua (uso doméstico e industrial)

Cuando la fuente de provisión seleccionada es subterránea:

  • En pozos existentes y zonas donde exista el control de la explotación, se coordinará con el área de Medio Ambiente el volumen a extraer y los horizontes a explotar.
  • Antes de la Construcción se deberá contar con la autorización o permiso de acuerdo a la reglamentación vigente y coordinada con el área de Medio Ambiente.
  • Los pozos de agua podrán ser abandonados reemplazado el cabezal de producción con una tapa soldada sobre la cañería.
  • Cuando la provisión de agua se realice aprovechando fuentes naturales superficiales como lagos, lagunas, ríos o arroyos:
  • Antes del aprovechamiento de agua se deberá contar con la autorización o permiso correspondiente, de acuerdo a la reglamentación vigente y coordinada con el área de medio ambiente.
  • Ubicar la planta de capacitación y bombeo alejada de los vados o senda de acceso de la fauna silvestre o animales domésticos hacia sus abrevaderos naturales.
  • Los límites del recinto estarán convenientemente protegidos con diques o zanjas de contención de manera de asegurar que derrames de combustibles o aceite de los motores y bombas no puedan ser arrastrados hasta las fuentes de agua.

Manejo de aguas servidas y residuos  

  • Se implementarán prácticas de minimización de residuos sólidos y efluentes líquidos.
  • Las aguas servidas serán tratadas previamente a su descarga. El dimensionamiento y característica de la planta de tratamiento estará de acuerdo al cumplimiento de los estándares de calidad del efluente.
  • Los residuos sólidos domésticos e industriales, tales como envases PET, papeles, cartones maderas, telas, serán almacenados para que puedan ser trasladados al área al área de disposición final (por entierro o incineración).
  • Los restantes desechos asimibles a domiciliarios considerados no incinerables (por ejemplo: pilas, aerosoles, envases PVC, latas, etc.) deberán disponerse y clasificarse en contenedores para luego ser retirados y efectuar su disposición final en rellenos sanitarios autorizados ubicados fuera del área de operación.
  • La incineración o quema de residuos se realizará en incinerables que cumplan con los estándares de emisión gaseosa del Banco Mundial. (*)
  • Se podrán habilitar rellenos sanitarios. En el diseño del relleno sanitario se tomará en cuenta la impermeabilización del suelo, instalación de un colector de drenajes lixiviados, y minimizar el ingreso de agua (superficial o de lluvia).
  • La cobertura de los residuos en el relleno sanitario será diaria.
  • Está prohibido el entierro de residuos peligrosos.
  • Los restos de aceites, grasas, lubricantes y combustibles serán depositados en recipientes claramente identificados para tal fin. Estos, luego de ser retirados, podrán ser reciclados en el circuito de producción de cada yacimiento o tratados y dispuesto externamente de acuerdo a la reglamentación vigente.
  • Los residuos de filtros de aceite, y/o todo material incinerable impregnado con aceite o hidrocarburos no serán quemados a cielo abierto. Bajo ninguna circunstancia estos residuos deben ser almacenados en fosas de tierra.

Calidad del aire y ruido   

  • Los niveles de ruido durante las etapas de construcción, operación y/o mantenimiento de las instalaciones serán monitoreados con regularidad.
  • Todos los equipos con motores de combustión interna y maquinarias utilizados deberán contar silenciadores adecuados, y encontrarse en buenas condiciones de operación.
  • En lugares poblados, se recomienda el regado de caminos de tierra con agua a fin de reducir la generación de polvo. Los vehículos que transportan tierra deberán cubrir su carga durante todo el trayecto del transporte.

Abandono de campamentos

  • Salvo que el propietario reclame expresamente la permanencia de las instalaciones, remover toda instalación fija que se haya construido.
  • Recuperar todos los suelos que puedan haber sido contaminados con combustibles, aceites u otros contaminantes. Dichos suelos contaminados deberán ser retirados y trasladados para su correspondiente tratamiento y/o disposición final adecuada de acuerdo a la reglamentación vigente.
  • En el caso que la ubicación se hubiera hecho sobre tierras muy compactables se deberá realizar una escarificación del suelo.

Sitios históricos, arqueológicos y culturales

En caso de hallazgos de restos arqueológicos, los trabajadores deberán detener los trabajos y, sin remover los restos, deberán informar al supervisor de EHS.

Publicado el Deja un comentario

GAS SULFHÍDRICO

GAS SULFHÍDRICO

Sinónimo sulfuro de hidrógeno

Fórmula: H2S

El sulfuro de hidrógeno es un gas extremadamente toxico y requiere, de presumirse su presencia, se requiere de equipos y procedimientos especiales para su manipuleo.

Propiedades físicas

El sulfuro de hidrógeno es un gas incoloro que en estado puro tiene una densidad apenas superior a la del aire. Mezclado con otros gases la mezcla puede más pesada o más liviana que el aire.

Tiene un olor característico a huevos podridos que puede percibirse aún en concentraciones tan bajas como 0,1 ppm (partes por millón).

En concentraciones cercanas a las 150 ppm el sentido del olfato es rápidamente fatigado y el olor característico se transforma en otro suavemente dulce y luego desaparece completamente.

En estado puro, el sulfuro de hidrógeno quema fácilmente produciendo una llama azul pálido. Es decir que cualquier escape que se produzca podría generar un incendio..

Si en lugar de estar puro se encuentra mezclado con aire, situación normal en caso de pérdidas al ambiente, se transforma en una sustancia explosiva. Las mezclas explosivas se forman en un amplio rango de concentraciones (desde un 4,5 % hasta un 45,5% en aire).

La temperatura de autoignición, es decir la temperatura a la cual el gas se inflama aún sin necesidad de fuente externa es de 250°C.

 El sulfuro de hidrógeno es un gas muy saludable en agua, en aceites y en lubricantes en general, así como en hidrocarburos (petróleo, naftas, etc.). Hay   que recordar que la solubilidad del gas en cualquier solvente, aumenta con la presión. Así, se descomprimiera una solución de sulfuro de hidrógeno habrá una evolución de gas que además de producir salpicaduras incrementará la concentración del gas tóxico alrededor del sitio en que tuvo lugar la descomprensión.

Propiedades químicas

El sulfuro de hidrógeno tiene propiedades acídicas débiles, como el dióxido de carbono (C02) y el dióxido de azufre (S02).

Cuando el sulfuro de hidrógeno tiene propiedades acídicas débiles, como el dióxido de carbono (C02) y el dióxido de azufre (S02).

Cuando el sulfuro de hidrógeno se disuelve en agua, forma una solución ácida que es corrosiva, pudiendo corroer tuberías de hierro, así como cloacas y otros recipientes.

Esta corrosión puede llegar a producir la rotura de dichos elementos.

Debido a que se trata de una sustancia ácida, el sulfuro de hidrógeno reacciona rápidamente con sustancias alcalinas tales como soda cáustica, amoníaco o carbonatos. También reacciona con algunas sales tales como el acetato de plomo para producir el sulfuro de plomo, de color negro. Esta reacción de coloración es utilizada para determinar la presencia de sulfuro de hidrógeno en el aire. Por reacción con hierro, en ausencia de aire, el sulfuro de hidrógeno forma sulfuro de hierro. Si el sulfuro de hierro, finalmente dividido, se expone al aire, el oxígeno de éste transforma al hierro del sulfuro de hierro en óxido de hierro. Esta última reacción produce tanto calor que es capaz de inflamar el sulfuro de hidrógeno, eventualmente presente, así como hidrocarburos y gases presentes en el lugar. Es de esperar encontrar sulfuro de hierro en forma de una delgada capa o bien como finas partículas dentro de todos los equipos existentes que lo contengan. Dicha reacción de oxidación no tiene lugar si el sulfuro de hierro se mantiene húmedo.

El sulfuro de hidrógeno es quemado al aire se formará fundamentalmente dióxido de azufre (S02). Este último también se producirá en cualquier incendio que involucre sulfuro de hidrógeno. El dióxido de azufre es también un gas muy tóxico, sobre todo si se ingresa por vías respiratorias, razón por la cual ninguna persona podrá estar expuesta a este gas sin la protección adecuada.

Toxicidad del Sulfuro de Hidrógeno

La concentración máxima permisible para una jornada continua de 8 horas de trabajo, para que no se observen problemas de salud es de 10 ppm (15 mg/m3) y la concentración máxima permisible para cortos períodos de tiempo, que no exceden los 15 minutos, es de 15 ppm.

Los efectos del sulfuro de hidrógeno sobre el organismo son rápidos. Una persona sometida a altas concentraciones de gas, es muy probable que pierda el conocimiento antes de poder escapar.

Además, el sulfuro de hidrógeno tiene un efecto irritativo inmediato y directo sobre los ojos y el aparato respiratorio.

En altas concentraciones, sin embargo, dicha irritación en apenas perceptible debido al efecto paralizante del gas sobre los centros respiratorios y cardíaco, produciendo rápidamente la muerte.

Los efectos de la inhalación del sulfuro de hidrógeno presente un efecto acumulativo. En consecuencia, la reanimación después de una corta exposición, aunque ésta haya producido un desvanecimiento, es normalmente rápida y completa.

Esta rápida recuperación no debe interpretarse como que la persona se ha acostumbrado a oler sulfuro de hidrógeno.

Debe enfatizarse especialmente que el olor desagradable del sulfuro de hidrógeno es solo detectable a muy bajas concentraciones y NO es detectable a altas concentraciones. En consecuencia, nunca deberá considerarse al olfato como método de detección de sulfuro de hidrógeno o para demostrar si un recipiente o un área están libres de este gas. 

Concentración de H2S en ppm Efectos fisiológicos
0,1 – 0,5 Límite de detección por el olfato humano.
10 Límite mundialmente aceptado por una jornada continua de 8 hs.
15 Límite mundialmente aceptado por emergencias con una exposición no mayor de 15 minutos.
50-100 Irritación de los ojos y del aparato respiratorio luego de una exposición de una hora. Con el tiempo se incrementa la gravedad de los síntomas pudiendo llegar a producir la muerte luego de 4- 48 hs. de exposición.
150 Pérdida del sentido del olfato.
350 Produce la muerte luego de 30 min. de exposición.
350-700 Produce la pérdida de conciencia y muerte luego de pocos minutos.
700 Inmediatamente fatal.

Detección de Sulfuro de Hidrógeno en aire 

  • OLFATO

El olfato si bien es una manera fácil de detectar el sulfuro de hidrógeno en aire en concentraciones menores de 1 ppm sus características hacen que esta sea una forma demasiado peligrosa para su evaluación ya que, por un lado, SU OLOR NO ES DETECTABLE A CONCENTRACIONES ALTAS y por otro si una persona  oliera una mezcla de aire y sulfuro de hidrógeno de alta concentración, sin llegar a ser ésta fatal, no le será posible oler, durante un largo período de tiempo mezclas a concentraciones menores.

Hay algunas personas que no pueden oler sulfuro de hidrógeno a ninguna concentración por baja que ésta fuera. Dichas personas no podrán, en consecuencia, trabajar en áreas donde pueda esperarse posibles fugas de este gas. Esta condición de no percepción debe ser comunicada de inmediato a su Supervisor.

Siempre, ante la menor evidencia de la existencia de sulfhídrico en el ambiente, utilice detectores de este gas, como ser:

  • ANALIZADORES PORTÁTILES

Detectan concentraciones de sulfuro de hidrógeno entre O y 1000 ppm. La detección se basa en la medición de una corriente eléctrica generada por un sensor adecuado cuando éste se encuentra en un ambiente contaminado por sulfuro de hidrógeno. Cuando se alcanza la concentración prefijada se oirá una señal luminosa.

 

  • ANALIZADORES FIJOS DE SULFURO DE HIDROGENO

Existen en el comercio equipos especiales que detectan este gas en forma precisa. Recuerde que cualquiera sea el tipo de analizador utilizado, estos le podrán informar cuando una persona no está en peligro.

Zonas de riesgo

Se define como zona restringida a aquella zona en la cual una pérdida de ácido sulfhídrico, aún si es diluida por un factor de 1 – 100 con aire, sigue siendo lo suficientemente concentrada como para causar que una persona pierda su sentido del olfato y no pueda, en consecuencia, conocer los peligros a los que se encuentra expuesta.

Se considera zona restringida a aquella zona que contenga recipientes o por donde pasen cañerías que contengan sulfuro de hidrógeno en concentraciones mayores que 0,2 %.

Se considera zona semi-restringida a toda la zona contigua a la zona restringida que, aun no teniendo recipientes o cañerías que contengan sulfuro de hidrógeno, puede alcanzar concentraciones letales de gas por defectos en la zona restringida.

Se considera zona no restringida a aquella zona en que es de esperar, en caso de emergencia, concentraciones de sulfuro de hidrógeno menores que 100 ppm y que normalmente la concentración esperable en operación sea menor que 10 ppm.

Procedimientos operativos 

Todos los procedimientos operativos que involucren sulfuro de hidrógeno deberán ser aprobados por EHS antes de ser implementados y deberán observar los siguientes lineamientos generales:

  • ACCESO A ÁREAS RESTRINGIDAS
    • No se permitirá el ingreso de una persona sin acompañante. (Siempre deberán entrar de a dos).
    • Todo el personal que normalmente trabaje dentro de la zona semi-restringida o de la restringida deberá estar habilitado por EHS. Esta certificará, al conceder la habilitación, que la persona conoce los riesgos inherentes a una exposición al sulfuro de hidrógeno y está familiarizado con el uso de los elementos de protección respiratoria.
    • Todo el personal deberá antes de entrar y luego de salir del área restringida, registrarse en la Sala de Control y munirse de los elementos de protección respiratorios y de comunicación necesarios.
    • Toda operación en el área será realizada por lo menos por dos personas, una de las cuales observará a la anterior desde una distancia segura, no menor que 10 metros. Esta Norma se respetará siempre, aun cuando dichas personas utilizaran protección respiratoria autónoma.
  • OPERACIONES DE MUESTREO
    • Toda operación de muestreo se realizará con la máscara de escape (tubo 10 minutos) colocada.
    • Todos los puntos de muestreo estarán señalizados y eventualmente serán obturados si no se utilizan regularmente.
    • En los laboratorios las muestras serán manipuladas dentro de campanas con tiraje forzado. A fin de evitar una posible contaminación ambiental, el sulfuro de hidrógeno residual será absorbido, por burbujeo, en una solución al 10 % de soda cáustica o de cloruro férrico. Estas soluciones serán identificadas correctamente y bajo ninguna circunstancia deberán ser acidificadas.
    • Todos los muestreadores que contengan sulfuro de hidrógeno, cualquiera sea su concentración deberán identificarse con una etiqueta indicando “PELIGRO H2S” y serán transportados al aire libre y nunca en el interior de vehículos ni de baúles.
  • PROCEDIMIENTOS PARA MANTENIMIENTO
    • Si durante una operación de mantenimiento no fuera posible medir la concentración de sulfuro de hidrógeno en forma confiable, se asumirá que dicha concentración es suficiente como para provocar un accidente fatal y, en consecuencia, se utilizará en forma obligatoria el elemento de protección respiratoria que permita un trabajo seguro.
    • Es obligatorio el uso de protección respiratoria si la concentración de sulfuro de hidrógeno es superior a 10 ppm.
    • No se permitirá ningún trabajo de mantenimiento en atmósferas que contengan una concentración de sulfuro de hidrógeno en forma confiable, se asumirá que dicha concentración de sulfuro de hidrógeno superior a 100 ppm, aún si se utilizara elemento de protección respiratoria adecuado.

Es posible que al querer ventear un recipiente o una cañería que haya contenido H2S, ésta se encuentre taponada.

Este taponamiento puede ser causado por productos químicos diversos o por procesos físicos. Los tipos de taponamientos más comunes que pueden preverse son:

  1. Sulfuro de hierro

Este se forma cuando el sulfuro de hidrógeno reacciona con hierro. El agua no lo disuelve, pero sí puede disolverse circulando ácido diluido. Esta operación siempre generará sulfuro de hidrógeno gaseoso, y por ende, deberá realizarse con sumo cuidado, previendo la disposición de los residuos producidos. Se usará siempre elementos de protección respiratoria adecuados.

El sulfuro de hierro puede inflamarse espontáneamente en contacto con el aire. Esto no ocurre si se lo mantiene húmedo.

Cuanto más finamente dividido sea el residuo, más fácilmente se inflamará.

  1. Hidratos

Cristalizarán y se acumularán en las zonas frías donde la temperatura es inferior a 30°C. En caso de formarse, se reducirá el diámetro de la cañería pudiendo llegar a taponarse completamente.

Los hidratos no se depositarán ni formarán si las cañerías tienen tracing de vapor. En el caso de haberse formado, se podrán remover lavando con vapor.

  1. Azufre

Se forma por la acción del oxígeno del aire sobre el sulfuro de hidrógeno. El color del depósito puede variar desde el amarillo pálido hasta el negro. Es insoluble en la mayoría de los solventes comunes. Se lo encontrará normalmente en forma de barro en todo lugar donde la velocidad del fluido es baja. El vapor no disolverá ni fundirá los depósitos adheridos. Estos deberán removerse mecánicamente.

  • PROCEDIMIENTO EN CASO DE PERDIDAS DE SULFURO DE HIDRÓGENO

El personal que ingrese a las áreas restringidas o semi-restringidas estará familiarizado con la siguiente información:

    • Localización de zonas de riesgo.
    • Localización de equipos de emergencia.
    • Cuándo y cómo disparar una alarma.
    • Interpretación de las alarmas.
    • Acción a tomar en caso de oír una alarma:
    • Uso de equipos de protección respiratoria.
    • Ubicación de puntos de reunión.
    • Operaciones de búsqueda y rescate.
    • Primeros auxilios.
    • Suspensión de trabajos en caliente.
    • Chequeo de la ventilación de la Sala de control.
    • Acción a tomar en caso de fuego de sulfuro de hidrógeno.
    • Métodos para aislar una pérdida.
    • Procedimientos a seguir para retornar al trabajo normal.

 

  • TÉCNICAS DE EXTINCIÓN DE FUEGOS DE SULFURO DE HIDROGENO

Las mezclas sulfuro de hidrógeno-aire tienen un amplio rango de explosividad (4,5 – 45,5 %). Además, el sulfuro de hidrógeno tiene bajo punto de autoignición (250°C). Cualquier pérdida puede, en consecuencia, inflamarse espontáneamente. Por otra, los equipos que lo contienen contendrán también sulfuro de hierro, sustancia pirofórica, que podrá actuar como fuente de ignición.

Por lo visto, es absolutamente primordial NO EXTINGUIR la llama de un fuego de sulfuro de hidrógeno y, si fuera posible, no dispersar el gas antes que éste se queme totalmente.

Los equipos que rodean al fuego deberán ser enfriados con agua proveniente de los rociadores o de los hidratantes, lo que ayudará, además, a disolver y a dispersar el dióxido de azufre producido en la combustión.

  • DISPERSIÓN ATMOSFÉRICA DE LAS NUBES DE SULFURO DE HIDRÓGENO

El sulfuro de hidrógeno proveniente de pérdidas se desplazará en el sentido de viento. A mayor velocidad del viento, mayor y más rápida será la dispersión del gas. Sin embargo, para velocidades de viento bajas (menores a 2 m/s) la nube de gas no se dispersará en forma tan efectiva pudiendo alcanzar grandes distancias.

El caudal de escape del gas a través de una perforación dependerá fundamentalmente de la presión y de la temperatura a la que se encuentra, así como el tamaño de dicha perforación. Asimismo, podrá estimarse la concentración en función de la distancia. Los resultados obtenidos son sólo estimados, pero demuestran la necesidad de estar preparados para actuar frente una emergencia y conocer los procedimientos aprobados para la evacuación.

PROCEDIMIENTOS DE RESCATE Y DE PRIMEROS AUXILIOS EN CASO DE ENVENENAMIENTO CON H2S
1.    Colóquese su aparato de protección respiratoria antes de intentar un rescate.
2.    Desplace a la víctima a un lugar cuyo aire no éste contaminado.
3.    De inmediatamente alerta.
4.    Mantenga la víctima en reposo y si es posible, adminístrele oxígeno.
5.    Si la víctima no respira, inicie en forma inmediata, la práctica de respiración artificial.
6.    Cubra a la víctima con una manta.
7.    Si la víctima presentara signos de paro cardíaco, inicie en forma inmediata, la práctica de masaje cardíaco.
8.    Continúe con las prácticas resucitadoras hasta que llegue la Brigada contra emergencias.
9.    Recuerde que para tener chances de éxito, todas estas operaciones deberán ser realizadas dentro de los tres primeros minutos posteriores al envenenamiento.
Publicado el Deja un comentario

PERMISO DE TRABAJO Y ANÁLISIS DE RIESGO

Permiso de Trabajo y Análisis de Riesgo

 ABREVIATURAS / DEFINICIONES

 AR: Análisis de Riesgo

 Permiso de Trabajo: Es un documento a modo de check lista de verificación que facilita la identificación de riesgos asociados a la ejecución del trabajo y que permite reconocer las condiciones para el inicio del trabajo en una determinada área o equipo.

Trabajo en caliente: Son trabajos en los cuales puedes producir una fuente de ignición capaz de iniciar la combustión de líquidos inflamables/combustibles o de una atmósfera inflamable/explosiva, que existen o pueden existir en el área, en estos casos se usará un Permiso de Trabajo.

A efectos del presente procedimiento los siguientes trabajos serán considerados en Caliente:

Aclaración Importante: esta lista no incluye el total de las operaciones que puedan generar algún riesgo por la presencia de un líquido inflamable/explosivo, solamente es a título informativo o de ejemplo, razón por la cual indefectiblemente los riesgos asociados surgirán del correspondiente Análisis de Riesgo.

  • Fuegos o llamas abiertas.
  • Soldadura por arco.
  • Soldadura cuproaluminotérmica.
  • Soldadura, corte o calentado con equipo oxiacetilénico u oxi-propánico.
  • Fundido con plomo y/o calafateo de caños de hierro fundido.
  • Uso de explosivos.
  • Remache en caliente.
  • Herramientas de impacto tales como: cortafrío, calafates, martillo neumático, etc.
  • Rotura de concreto, hormigón, mampostería, etc. Máquinas de arenado y amoladores portátiles.
  • Herramientas eléctricas portátiles y equipos eléctricos independientemente de que sean o no a tratamiento de líquidos o gases inflamables / combustibles o donde se presuma la presencia de estos gases en el aire debido a escapes no controlados.
  • Ejemplo: Agujereadoras, reflectores, extensiones eléctricas, lámparas de prueba, lámparas portátiles, electromotores, entre otros.
  • Limpieza interna o externa y por cualquier método, de tanques / contenedores de hidrocarburos y sus derivados ya sean líquidos o gaseosos.

Trabajo en Frío: Es todo trabajo que no genera una fuente de ignición o si la genera es realizado en un área donde no existe la posibilidad de presencia de una atmósfera inflamable/explosiva o líquidos inflamables/combustibles.

Supervisor Autorizante (Responsable del Área): Supervisor o trabajador calificado y habilitado de Pluspetrol o de Compañía Contratista tercerizadas, responsable del lugar/área donde se realizan los trabajos. (Es el “Dueño” de las instalaciones).

Supervisor Solicitante: (Responsable del Trabajo). Es el Supervisor o trabajador calificado y habilitado de Pluspetrol o de Compañía Contratista en operaciones tercerizadas, responsable de supervisar la ejecución de los trabajos. Debe conocer ampliamente el funcionamiento del área de trabajo, y la Gestión y Administración de los Permisos de Trabajo.

Supervisor Ejecutante: (Responsable del Trabajo). Es el Supervisor o trabajador calificado y habilitado de Pluspetrol o de Compañía Contratista en operaciones tercerizadas, responsable de supervisar la ejecución del trabajo y asegurar el cumplimiento de lo especificado en el Permiso de Trabajo. Debe conocer ampliamente como se efectúan los trabajos y tener en claro todos los procedimientos de EHS aplicables para su ejecución. De igual manera deberá tener en claro la utilización de los Permisos de Trabajo y Análisis de Riesgo (AR).

Trabajador Calificado: Trabajador especializado que realiza o puede realizar labores de Supervisión.

Trabajador Habilitado: Supervisor o trabajador calificado con entrenamiento y aprobado por PLUSPETROL como personal autorizado a firmar Permisos de Trabajo.

Área Consignada: Es toda zona de trabajo en la que el Responsable de área transfiere su responsabilidad como Supervisor Autorizante al Supervisor Solicitante, quien asume íntegramente el rol de Supervisor Autorizante debiendo cumplir y hacer cumplir el sistema de Permisos de Trabajo en dicha área.

Tarea Consignada: Es toda tarea rutinaria, calificada con niveles de riesgo Poco significativo o Tolerable y es factible de ser realizada sin la necesidad de un Permiso de Trabajo.

 DESCRIPCIÓN

 CONFECCIÓN DEL PERMISO DE TRABAJO

 El Permiso de Trabajo, se confeccionará por duplicado y podrá ser llenado previamente en los campos 1,2,3,4,5 y 11 por el Supervisor Solicitante a excepción de la duración.

El Supervisor Solicitante, Autorizante y Ejecutante, en el lugar de trabajo, verificarán que las condiciones de seguridad sean las correctas e indicadas en el AR, completando el campo 6.

El Supervisor Autorizante, luego de hacer las verificaciones de seguridad y de ausencia de atmósfera inflamable/explosiva, procederá a llenar en el campo 7. La prueba de gas es opcional en los Permisos de Trabajo en frío.

El campo 8 “Toma de conocimiento” será llenado por el Supervisor Autorizante, Solicitante o Ejecutante cuando por necesidad de relevo, uno de ellos tenga que ser reemplazado antes de la hora estimada de término del trabajo.

El Supervisor Solicitante, Autorizante y Ejecutante, en el lugar de trabajo, procederán a firmar en el campo 9, consignado en el campo la hora de apertura del Permiso de Trabajo.

Cuando se realice un trabajo dentro de un trabajo dentro de un determinado sector y que por sus características puede afectar a otra área de trabajo, bajo otra supervisión, se deberá requerir a esta (antes de iniciar el “Permiso de Trabajo”) que indique si corresponder tomar alguna prevención de seguridad, además de las ya previstas, autorizando también la ejecución del mismo. A tal efecto el Supervisor responsable del sector/planta colindante, deberá firmar en el campo 9 del correspondiente Permiso de Trabajo como supervisor de área colindante.

 Está permitido la coexistencia de dos funciones en una sola persona. Ej: Supervisor Autorizante y solicitante sea el mismo. En ningún caso una misma persona podrá asumir el rol de Supervisor Autorizante y Ejecutante a la vez.

El original del Permiso quedará con el Supervisor Autorizante y el duplicado y sus adjuntos deberán estar disponibles en lugar de desarrollo del trabajo.

El original del Permiso quedará con el Supervisor Autorizante y el duplicado y sus adjuntos deberán estar disponibles en el lugar de desarrollo del trabajo.

MEDICIÓN DE PRESENCIA DE GAS

 En todos los Trabajos en Caliente el nivel de explosividad deben ser cero.

El Supervisor Autorizante es el que realiza la primera medición de explosividad y personal de EHS podrá efectuar mediciones de contraste.

Donde se requiera realizar monitoreos constantes de explosividad, se deberá adjuntar el Formulario de Certificado Libre de Gases y Porcentaje de Oxígeno Respirable. (Anexo 5).

VALIDEZ

 El Permiso de Trabajo emitido es válido solamente para el día y horario establecido por el Supervisor Autorizante, podrá extenderse, colocando el motivo, tiempo de extensión y controles de seguridad adicionales necesarios, firmando las partes involucradas en el campo 12.

Antes de reanudar una tarea detenida por más de dos horas, el Supervisor Ejecutante deberá verificar que las condiciones de seguridad no han cambiado, refrenando la verificación en el campo 12.

La autorización caducará, cuando se determine que se ha dado alguna de las siguientes condiciones:

  • Abandono del frente de trabajo.
  • Finalización de la jornada laboral o suspensión del trabajo hasta el día siguiente.
  • Variación de las condiciones de riesgo con las que fue autorizado.
  • Existencia de personal no incluido en el Permiso de Trabajo.
  • Cualquier otra circunstancia que amerite la aplicación de la Política de Suspensión de Tareas.

CIERRE DEL PERMISO DE TRABAJO

Finalizando el trabajo, el Supervisor Ejecutante cerrará el Permiso de Trabajo, firmando en el campo 10 “Cierre de Permiso” del respectivo formulario y lo entregará al Supervisor Autorizante quien podrá verificar que el área de trabajo haya quedado en perfecto estado de Orden y Limpieza.

El original del Permiso de Trabajo, será archivado por el Supervisor Autorizante y el duplicado y sus adjuntos por el Supervisor Solicitante.

 Los Permisos de Trabajo, y sus adjuntos, relacionados a accidentes e incidentes se archivarán por un periodo de cinco años como mínimo, por el área de EHS&CCAA.

CONSIGNACIÓN DE ÁREA DE TRABAJO  

 El Supervisor Autorizante como responsable de un área, tiene la potestad de consignar dicha área al Supervisor Solicitante, quien asume el rol de Supervisor Autorizante y la responsabilidad del área consignada.

Para realizar la consignación, el Supervisor Autorizante y Solicitante/Ejecutante elaborarán el Análisis de Riesgo de las actividades a realizar dentro del área consignada y llenarán el Anexo 3.

Luego de efectuada la consignación, Consignatario y los Supervisores a su cargo, firmarán los Permisos de Trabajo en dicha área, asumiendo el Consignatario deberá restaurar las condiciones originales del área y devolverá el área al Supervisor Autorizante firmando ambos en dicho formulario.

CONSIGNACIÓN DE TAREAS    

 El Supervisor Autorizante y Solicitante/ Ejecutante elaborarán el Análisis de Riesgos de las tareas rutinarias que consideren factibles de realizarse sin Permiso de Trabajo.

 

Permiso de trabajos y análisis de riesgo
Formato de permiso de trabajo en caliente

Permiso de trabajo y análisis de riesgo
Formato de permiso para trabajo en frío

Las tareas rutinarias que luego del Análisis de Riesgo, califiquen con niveles de riesgo Tolerables o Poco Significativos podrán ser consignadas llenando el Anexo 4 indicando las restricciones y/o controles de seguridad requeridos para ser ejecutados sin un Permiso de Trabajo.

ANÁLISIS DE RIESGO

 El Análisis de Riesgo se confeccionará por duplicado y será el Supervisor Solicitante quien convoque al grupo de análisis para que este proceda con el llenado del formulario de AR, completando los datos generales y siguiendo los pasos descritos a continuación:

  • Dividir el trabajo en etapas sucesivas siguiendo la secuencia en la que se realizará el trabajo.
  • Describir los peligros/riesgos asociados a cada una de las etapas del trabajo.
  • Determinar la probabilidad y severidad de cada uno de los riesgos detectados.
  • Determinar las acciones preventivas y controles de riesgo necesarios por cada riesgo identificado, los mismos que deben objetivos y detallados.
  • El supervisor Solicitante, Autorizante y Ejecutante, en el lugar de trabajo, procederán a firmar el Análisis de Riesgo.
  • El Supervisor Ejecutante se encargará de reunir a los trabajadores involucrados para darles una charla explicándoles los riesgos identificados y las medidas preventivas/controles de riesgo que deben ser cumplidos.
  • Los trabajadores luego de recibir la charla antes indicada, procederán a colocar su nombre y firma en el formulario de AR como constancia de su conformidad.
  • El original del AR irá adjunto al original del Permiso de Trabajo y quedará con el Supervisor Autorizante y la copia del AR irá con la copia del Permiso de Trabajo, debiendo estar disponibles en el lugar de desarrollo del trabajo.
Permiso de trabajo y análisis de riesgo
Análisis de Riesgo
Publicado el Deja un comentario

HERRAMIENTAS MANUALES Y DE PODER

Herramientas Manuales y de Poder

 DEFINICIONES

 Herramientas manuales

 Útiles para cuyo funcionamiento actúa y exclusivamente el esfuerzo físico del hombre.

Herramienta de poder

Útiles para cuyo funcionamiento es necesario algún tipo de energía eléctrica, neumática, etc.

RECOMENDACIONES  

  • En cada trabajo se utilizará la herramienta adecuada, empleándola para la función que fueron diseñadas.
  • Antes de usar una herramienta se deberá recibir la instrucción de seguridad adecuada. Ante la duda sobre su utilización correcta, consultar con su supervisor inmediato.
  • Cada usuario verificará el buen estado de las herramientas antes de su uso, inspeccionado cuidadosamente mangos, filos, zonas de ajuste, parte móviles, cables, etc. y será responsable de su conservación.
  • Las herramientas deberán estar limpias y ordenadas adecuadamente, tanto durante de estuches de cuero para evitar cortes accidentales.
  • Las herramientas deberán estar limpias y ordenadas adecuadamente, tanto durante su uso como en su almacenamiento.
  • Es necesario el uso de equipos de protección personal para algunas herramientas. Este EPP debe ser el adecuado para el tipo de actividad que se realice.
  • Las herramientas se deben operar de acuerdo a las instrucciones del fabricante.
  • Deben posicionarse firmemente para mantener un buen balance.
  • No se debe jalar las herramientas de su cable. Siempre de debe desconectar sujetando el enchufe, no el cable.
  • No manipular herramientas eléctricas con las manos mojadas.
  • Toda herramienta de poder debe ser revisada y reparada, desconectándola de su fuente de poder y eliminando la energía remante.
  • Mantenga los cables alejados del calor y bordes filosos.
  • Retire de servicio las herramientas en mal estado y coloque una etiqueta “Fuera de servicio”.
Herramientas manuales y de poder
Herramientas manuales