Equipo de Protección Personal (EPP)

Se reconocerá que el uso del equipo protector personal que es una consideración importante y necesaria en el desarrollo de un programa de seguridad. Pluspetrol entregará a cada uno de sus Empleados el Equipo de Protección Personal necesario.

Cada vez que los mismos sean solicitados, reemplazados o provistos regularmente deberá darse la conformidad de recepción mediante. En el sitio de trabajo existen peligros físicos y para la salud. La manera correcta de administrarlos es utilizando el Equipo de Protección Personal para reducir el riesgo de exposición. Los requerimientos deben ser establecidos para cada trabajo y estableciéndose criterios para la selección, distribución, uso y mantenimiento del equipo. Asimismo, se adjuntan en la  correspondiente Sección una guía de los elementos básicos de protección personal que debe utilizar el personal de Pluspetrol y personal de los Contratistas y Sub-contratistas que operan para Pluspetrol en los Yacimientos y las Centrales Térmicas.

CONSIDERACIONES QUE DETERMINAN LA NECESIDAD DE USO DE LOS EQUIPOS DE PROTECCIÓN PERSONAL 

Reconocido y evaluado un peligro presente en una zona de trabajo, el siguiente paso es la aplicación de medidas correctivas con el propósito de eliminar o controlar dicha condición insegura. En la práctica, determinados peligros no son posibles de ser eliminados o las alternativas de control, tendientes a minimizar su potencial para inducir un daño, resultan insuficientes o poco efectivas.

Ante la perspectiva de no poder eliminar o controlar el riesgo asociado a la condición insegura existente, la convivencia obligada con dicho peligro da como última alternativa la adopción de medidas protectivas en el grupo de trabajadores expuestos, a través del uso de los Equipos de Protección Personal (EPPs).

En determinados casos, las medidas de corrección (eliminación/control) pueden resultar posibles de concretar sólo a mediano o largo plazo; bajo esta circunstancia y en el lapso que demore el alcanzar dichos objetivos, el uso de los EPPs resulta pertinente e imperativo.

Durante una emergencia, situaciones específicos, como las actividades de salvataje o rescate, o el empleo de determinadas vías de escape pueden también requerir el uso de EPPs.

REQUISITOS PARA EL BUEN USO DE LOS EQUIPOS DE PROTECCIÓN PERSONAL 

Es importante señalar que, considerando que los EPPs no eliminan ni controlan el peligro en su origen, ya que sólo establecen una barrera defensiva entre el trabajador y el peligro, es menester realizar una adecuada selección, uso y mantenimiento de los mismos; en otras palabras, esta barrera defensiva deberá escogerse apropiadamente en función al riesgo, inspecciones antes de su uso y conservarse en buen estado, y usarse permanente y correctamente.

Recuerde que los equipos de protección deben:

1. Ser los adecuados

2. Estar en buen estado

3. Emplearse correctamente

CRITERIOS GENERALES PARA LA SELECCIÓN DE LOS EQUIPOS DE PROTECCIÓN PERSONAL

Para seleccionar que EPPs deberá usar para realizar su trabajo aplíquese “la revisión de la cabeza los pies”, es decir recorre imaginariamente su cuerpo empezando por la cabeza hasta terminar en los pies y determine qué partes de su cuerpo requieren ser protegidos de los peligros típicamente presentes en la labor a ejecutar.

Para facilitar la revisión de la cabeza a los pies considere la siguiente clasificación del los EPPs:

  • 1 Protección para la cabeza, la cual puede subdividirse en:

Protección craneal.

Protección ocular o visual.

Protección facial.

Protección auditiva.

  • 2 Protección respiratoria.
  • 3 Protección para el tronco.
  • 4 Protección para las extremidades.
  • 5 Protección corporal total.
  • 6 Protección para casos especiales.

Protección para trabajos en altura.

Protección para trabajos en altura.

Protección para trabajos en ríos, mares o cuerpos acuosos similares.

Otros aspectos a tener en cuenta son los siguientes:

El EPP, asumiendo un correcto uso del mismo, deberá proporcionar una defensa efectiva contra el peligro.

No deberá poseer características que interfieran o entorpezcan significativamente el trabajo normal del usuario.

El equipo deberá ser cómodo o de rápida adaptación. El ponérselo o quitárselo, en lo posible, tampoco deberá ser incomodo.

El deterioro o inutilización del EPP deberá ser detectable a tráves de inspecciones simples o sencillas.

El mantenimiento del EPP deberá ser sencillo y los componentes deteriorados deberán ser de fácil reposición o, en su defecto, posibles de reparar sin que ello represente un costo significativo ni una merma en la capacidad protectora del equipo.

El EPP no deberá originar problemas para la integridad física del usuario, considerando que existen materiales en los EPPs que pueden causar alergias en determinados individuos, o son fácilmente combustibles y pueden derretirse sobre la piel del trabajador, agravando aún más las quemaduras.

El EPP deberá tener aprobación de normas técnicas nacionales o normas de reconocimiento internacional (ANSI, MSHA, DIN, BS, AFNOR, NIOSH, entre otras).

1. PROTECCIÓN PARA LA CABEZA

  • Protección craneal

Los equipos de protección craneal tienen por objeto evitar que un trabajador se lesione dicha zona de la cabeza o que, en el caso de personas con caballera larga, éstas no sufran una lesión por atrapamiento del cabello en las piezas móviles de las máquinas. Para la protección del cráneo se cuenta con los cascos de seguridad.

Los cascos de seguridad, según su diseño, son de dos tipos:

Los Cascos de Seguridad

CLASES      CAPACIDAD PARA PROTEGER RIESGOS EN:

                   Trabajos industriales en general. Probado a tensiones eléctricas de 2,200 voltios C.A. 60 Hz.

E                     Trabajos industriales en general. Con grado de protección igual al de la Clase G.

                        Probado a tensiones eléctricas de 20,000 voltios C.A. 60 Hz.

C                     Trabajos industriales especiales. Con grado de protección igual al de la Clase G. No dan protección

                        contra riesgos eléctricos dan la naturaleza metálica del material con que se confeccionan.

Los materiales empleados para la fabricación de los cascos de Clase G y E deben ser resistentes al agua y de combustión lenta (velocidad de propagación de la llama: 75 mm/minuto).

Los de Clase E no deben tener agujeros en la copa o coraza (parte que cubra el cráneo) y estarán totalmente exentos de partes metálicas.

Normas como la IRAM en Argentina, exigen que el fabricante garantice que el material del casco conserve sus propiedades hasta un año después de fabricado. Esto no significa que después de un año no sirva. Una inspección ocular y la verificación de la elasticidad del material nos pueden dar una idea del grado de envejecimiento. Hay factores que influyen notablemente, por ejemplo la acción de la luz solar. Un casco expuesto al sol durante muchas horas al día envejece mucho más que otro que ésta usualmente en una estantería.

  • Protección ocular

Los equipos de protección ocular son necesarios en trabajos donde existen riesgos para la vista por proyección de partículas, de líquidos y de gases, por deslumbramiento debido a radiación visible intensa o por exposición a radiación visible intensa o por exposición a radiación infrarroja (IR) o ultravioleta (UV).

Existen dos tipos de protectores visuales: las gafas y los anteojos. Las gafas de seguridad a su vez se pueden subdividir según su diseño en monovisores o gafas panorámicas y gafas de copas, y según su ventilación en directa o indirecta.

Los anteojos de seguridad se subdividen en anteojos de montura metálica y de montura plástica, los que a su vez pueden ser con o sin protector lateral.

Los anteojos de seguridad se subdividen en anteojos de montura metálica y de montura plástica, los que a su vez pueden ser con o si protector lateral.

Monovisor Ventilación Directa

MONOVISOR VENTILACIÓN DIRECTA

De Copa Ventilación Directa

DE COPA VENTILACIÓN DIRECTA

MONOVISOR VENTILACIÓN INDIRECTA

De copa Ventilación Indirecta

DE COPA VENTILACIÓN INDIRECTA

Tanto para las gafas como para los anteojos de seguridad, en caso de requerirse protección contra radiación visible de alta intensidad, IR o UV (por ejemplo el arco producido por soldadura eléctrica), el lente o los lentes tendrán un determinado color y número de sombra (matriz).

  • Protección facial

Cuando el riesgo por proyección de partículas, líquidos o gases, o por la emisión de energía radiante de alta intensidad, involucra no sólo la vista, sino también a otras partes del rostro del trabajador, será necesario el uso de un equipo de protección facial.

Entre los equipos de protección facial podemos mencionar a los escudos o caretas, las máscaras, y las capuchas antiácidos. El escudo o careta facial, también conocido como antiparra, consiste en una lámina removible, de rejilla metálica o de plástico transparente u opaco con visor, un cabezal pivotable y una suspensión ajustable.

Según su diseño, existen diferentes clases de caretas:

Sin corona.

Con corona.

Con corona y protector de barbilla o mentón.

Acopables a cascos de seguridad

Las máscaras están diseñadas para dar protección en los trabajos de soldadura y constan principalmente de una suspensión o un mango, el cuerpo de la máscara y el visor que contiene el cristal o filtro óptico.

Acopables a Cascos de Seguridad

Acopables a Cascos de Seguridad

Existen tres clases de máscaras:

De cuerpo rígido, con suspensión y visor fijo o rebatible.

De cuerpo rígido, con mango y visor fijo.

De cuerpo no rígido, con suspensión y visor fijo o rebatible.

Las capuchas antiácidos dan protección contra salpicaduras de productos químicos corrosivos. En caso de requerirse, este tipo de protector tendrá un suministro de aire.

  • Protección auditiva

En áreas industriales donde los equipos generan ruidos por encima de los 85 dB (A) y la exposición del trabajador es continua para una jornada de 8 horas/ día, será necesario el uso de un equipo de protección auditiva.

Existen cuatros Clases de protectores auditivos:

Protectores endoaurales o tapones.

Protectores circunaurales u orejeras.

Protectores supraurales.

Cascos acústicos.

Protectores Auditivos

             

Protectores Endoaurales o Tapones

Protectores Circunaurales u Orejeras

9. PROTECCIÓN RESPIRATORIA

Proteccion-RespiratoriaLos equipos de protección respiratoria son requeridos en trabajos donde existe contaminación del aire o deficiencia de oxígeno (<19.5%).

Se clasifican en dos grandes grupos: 

Dependiente del ambiente (purificadores de aire).

Independiente del ambiente (abastecidos de aire).

Entre los equipos: dependientes del ambiente podemos mencionar a:

  • Mascarilla autofiltrantes contra polvos, gases o vapores.
  • Respirador buconasal con uno o dos cartuchos, los que pueden ser de tipo mecánico (para contaminantes particulados) o químico (para gases o vapores).
  • Máscara antigás con canister tipo barbilla o montado en arnés.

Algunos purificadores de aire tienen una pequeña bomba que empuja el aire a tráves del dispositivo filtrante hacia la zona de respiración del usuario.

10. PROTECCIÓN PARA EL TRONCO

La protección de esta parte del cuerpo se logra básicamente mediante el uso de chaquetas y delantales confeccionados de diversos materiales tales como: cuero, fibra de vidrio, fibras sintéticas (PVC, NBR, Kevlar, tyvek, nomex, etc).

En otros casos son de tela con almohadillas o refuerzos.

11. PROTECCIÓN PARA LAS EXTREMIDADES 

  • Protección para las manos 

Para este propósito se emplean principalmente los guantes, aunque en determinados casos resulta mejor el uso de dedales, mitones o cremas protectoras.

Los guantes y mitones se confeccionan de muchos materiales, los hay de cuero amarillo o cuero cromo, de fibra sintéticas (PVC, NBR, neopreno, kevlar), de fibra de vidrio, de tela simple o impregnada de fibra sintética, de tejido metálico, etc.

Ciertos tipos de guantes de fibra sintética poseen un recubrimiento interno o forro de jersey, algodón o material similar que absorbe la transpiriación de las manos; otros poseen en la palma y dedos una terminación rugosa que mejora la capacidad de agarre de los objetos.

  • Protección para los pies y piernas 

El calzado de seguridad es aquel diseñado y fabricado especialmente para proporcionar a los pies del usuario una protección adecuada contra potenciales accidentes como aplastamiento, golpes, pinchaduras, quemaduras por contacto con superficies calientes, resbalones, etc.

Para la protección de los dedos, este tipo de calzado tiene incorporada una puntera de acero, la cual debe cumplir con los requisitos indicados por las normas además, con el propósito de prevenir resbalones, la planta posee una terminación que le confiere una superficie antideslizante.

Existen calzados de seguridad que poseen adicionalmente otros dispositivos protectores tales como una plantilla flexible de acero o un resguardo metatarsiano, que son útiles para riesgos específicos de pinchadura o impacto por objetos pesados, respectivamente.

En áreas de trabajo donde resulta usual caminar sobre superficies impregnadas de productos químicos corrosivos, de consistencia grasosa o continuamente húmedas será necesario usar botas de caucho o de material sintético tales como PVC, neopreno o NBR, según el tipo de sustancia con la cual vayan a tener contacto, y para la que, obviamente, deben tener la resistencia química del caso.

Para la labor que realizan los bomberos, las botas incorporan en su construcción puntera y plantilla de acero, además de un resguardo para la canilla.

Para la protección de las piernas, las perneras o polainas resultan adecuadas dado que las envuelven desde el tobillo hasta la rodilla y tiene una solapa en la parte inferior para resguardar el empeine. La parte frontal puede ser reforzada con el objeto de aumentar su capacidad para proteger contra impactos; otro requisito es que las perneras deben ser fáciles de quitar en caso de emergencia.

PROTECCIÓN CORPORAL TOTAL

El ámbito industrial moderno aporta riesgos que involucran exposiciones a cuerpo entero, a agentes físicos, químicos o biológicos de alta peligrosidad; es en este sentido que se han confeccionado trajes que, dadas sus características de diseño, son capaces de proteger íntegramente al usuario, entre los que podemos mencionar:

Los trajes aluminizados para trabajo en áreas donde existen fuentes apreciables de emisión de energía calórica (p.ej. reparación en zonas de hornos, crisoles, etc.) o en combate de incendios y labores de rescate que requieran el aproximarse o ingresar temporalmente a la zona de fuego.

Los trajes resistentes a productos químicos se emplean para ingresos de emergencia o para trabajos de rutina en ambientes contaminados y para situaciones que impliquen un contacto con materiales peligrosos (químicos o biológicos).

Los trajes de protección contra radiaciones constituyen una defensa corporal ante la exposición a radiaciones ionizantes y no ionizantes. Las labores tales como el manejo de radioisótopos, equipos de rayos X o gamma y otras fuentes de radiación ionizante, requieren que el personal operador use trajes confeccionados de caucho, material sintético o fibra de vidrio revestido con plomo. Los operarios de equipos de telecomunicaciones por la cual requieren usar trajes especiales para protegerse de los efectos nocivos concomitantes.

PROTECCIÓN PARA TRABAJOS ESPECIALES

Protección para trabajos en altura

La realización de labores en lugares elevados reviste, en quien la ejecuta, la posibilidad de una caída y de una consecuente lesión. Considerando que esta posibilidad puede presentarse prácticamente durante todo el tiempo que dure el trabajo en altura, se han diseñado equipos de protección personal teniendo en cuenta dos usos: el normal y el de emergencia.

El uso normal es aquel que genera en el equipo tensiones relativamente moderadas que, de ordinario, no superan el equivalente al peso estático del usuario.

En este tipo de uso se incluye actividades tales como levantar o bajar una persona, y el proporcionar un medio de soporte o suspensión al trabajador para la ejecución de sus tareas.

El uso de emergencia consiste en la detención del trabajador ante una caída. En este caso, las tensiones generadas en el equipo pueden exceder en varias veces el peso del usuario.

Por norma se consideran cuatro clases de equipos:

  • Cinturón o correa de seguridad.
  • Arnés toráxico.
  • Arnés completo tipo paracaidista.
  • Correa de suspensión.

De los cuales sólo el arnés completo es apropiado para usos de emergencia. Esta clase de equipo se emplea también en labores de rescate o de recuperación de personas atrapadas en espacios cerrados tales como tanques u otro tipo de depósitos. Asimismo es conveniente su uso en trabajos que requieran el ingreso a ambientes contaminados o con concentraciones desconocidas o insuficientes de oxígeno (<19.5%), dado que, en caso de alguna emergencia, servirá como medio de rescate.

Protección para trabajos en inmediaciones a cuerpos acuosos de gran volumen y profundidad .

El trabajar cerca a cuerpos acuosos de volumen y profundidad apreciables (mares, rios, lagos, estanques, depósitos abiertos, etc.) implica siempre el riesgo de introducción accidental de personas dentro de estos cuerpos con la posibilidad de ahogamiento. Ante esta perspectiva el uso de Dispositivos de Flotación Personal (DFPs) como equipo de protección resulta necesario mientras se realizan tareas sobre o cerca de los mencionados cuerpos de agua.

Entre los diversos DFPs disponibles, los chalecos salvavidas son lo más apropiados.

Deja un comentario