A continuación explicamos todo lo relacionado con la seguridad, riesgos, procedimientos y permisos para trabajos en caliente.

¿Qué son los trabajos en caliente?

Los trabajos en caliente son los que requieren llama, producen chispas, generan calor y suponen un riesgo potencial de incendio. Esta actividad requiere electricidad, gas para soldar, oxicorte y operaciones de corte abrasivas.

Los trabajos relacionados con techos e impermeabilización que suponen un riesgo de incendio también se clasifican como trabajos en caliente. Dichas actividades requieren la utilización de una llama o aire caliente para secar superficies que van a ser impermeabilizadas, el calentamiento del alquitrán, y la fijación mediante calor de las membranas impermeables.

Siempre deben realizarse en un lugar específicamente habilitado para ello. Un lugar habilitado para este tipo de trabajos es un área que cumplen con las normas de seguridad correspondientes. La zona de trabajo estará diseñada, construida y equipada para que los trabajos se realicen con el mayor nivel de seguridad posible. Por otro lado, es posible que el trabajo se realice en un lugar que no esté específicamente habilitado para ello pero solamente si no hay posibilidad de hacerlo en un lugar que sí esté específicamente habilitado.

Siempre es necesario obtener un permiso de trabajo en caliente para realizar la actividad en un lugar que no esté específicamente habilitado para ello. La decisión de emitir el permiso se basará en una evaluación de riesgos del lugar donde se vaya a realizar el trabajo y solo será concedido durante un periodo de tiempo determinado.

¿Quién es el responsable de la seguridad en trabajos en caliente?

El emisor del permiso de trabajo en caliente participa en el análisis de la evaluación de riesgos del lugar de trabajo. El emisor establece las medidas de prevención necesarias, los equipos contra incendio a disponer, qué supervisión se necesita, y vela para que se cumplan las prescripciones dadas en el permiso de trabajo. Si las condiciones del lugar de trabajo cambian durante el periodo de validez del permiso, el emisor deberá actualizarlo para adaptarlo a los cambios realizados. El emisor del permiso debe tener un certificado para trabajos en caliente.

El operario de trabajos en caliente es responsable de que esta actividad se lleve a cabo de forma segura. Lo cual significa que el operario cumplirá con el permiso. El operario del trabajo deberá tener un permiso válido para realizar la actividad.

El supervisor de trabajos en caliente es el encargado de que los procedimientos de seguridad se cumplan antes, durante y después del trabajo. No puede participar en la actividad mientras esté supervisando. Debe tener formación en seguridad o un entrenamiento específico para la supervisión de planes de trabajos en caliente y saber hacer llamadas de emergencia y utilizar equipos de extinción contra incendio. Es recomendable que el supervisor esté certificado para realizar trabajos en caliente.

Responsabilidades y permisos para trabajos en caliente

El uso del permiso para trabajos en caliente se aplica tanto a los empleados como a los contratistas. Deberán asignarse las siguientes responsabilidades al personal capacitado en el tema:

Emisor de permisos

  • Es un empleado de la empresa con responsabilidades de supervisión (no un contratista).
  • Es responsable de la implementación y manejo adecuado del programa en todos sus aspectos.
  • Emite permisos para trabajos en caliente después de haber evaluado los riesgos en el área de trabajo propuesta.
  • Realiza la inspección final del área de trabajo para garantizar que el área quede segura y firma el cierre del permiso de trabajo en caliente.

Operador 

  • Está adecuadamente capacitado para utilizar de manera segura el equipo de trabajo en caliente y para actuar ante riesgos relacionados con su uso.
  • Comprueba que el equipamiento para los trabajos está en buenas condiciones de funcionamiento.
  • Trabaja junto con el emisor de permisos para trabajos en caliente para seguir los procedimientos establecidos.
  • Restringe la realización de estos trabajos a las áreas designadas y en las condiciones establecidas.
  • Deja el área de trabajo en condiciones seguras después de que se hayan terminado las tareas.

Guardia de incendio

  • Está atento a cualquier chispa, fuego tipo brasa u otros peligros de incendio y está preparado para proporcionar una respuesta inicial ante un eventual incendio.
  • Dispone de un extinguidor portátil o una manguera de incendios al alcance y está adecuadamente capacitado para su uso.
  • Trabaja con el operador de trabajos en caliente para garantizar que se mantengan condiciones seguras durante y después del trabajo.
  • Tiene la autoridad para detener el trabajo si se presentan condiciones peligrosas.
  • Conoce bien la ubicación de las alarmas de incendio en el edificio y los procedimientos de notificación de emergencia.

 

La gerencia, los contratistas, los emisores de permisos, el guardia de incendio y los operadores deben conocer las responsabilidades de cada uno respecto de la seguridad en los mismos.

Todos los empleados y contratistas que participen en actividades que impliquen trabajos en caliente deben recibir capacitación y certificación anualmente.

Además, los procedimientos de gestión de estos trabajos deben revisarse formalmente como mínimo una vez al año, para evaluar la eficacia del programa y la necesidad de implementar cambios o realizar mejoras.

Síguenos y dale me gusta:
Síguenos por Email2.3k
Síguenos en Facebook4.1k
Síguenos en Instagram1.6k
3.5k
Síguenos en LinkedIn560
Síguenos en Telegram1.3k
Síguenos en Telegram
Síguenos en Telegram

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.